domingo, 30 de diciembre de 2007

Ika

No han sido muchas las ocasiones, pero de vez en cuando me da por hacer algo fuera del dibujo y la ilustración.
En este caso le ayude a una prima mía con el concurso para el diseño de una carpeta de publicidad. No hubo suerte pero, siendo sencillo, me gusto el resultado.
Se trataba de una academia de euskera en donde el único requisito era el color: Amarillo, negro y blanco.

2 comentarios:

castelló dijo...

Pos no lo veo nada mal.
Quizás algo más de vidilla pero a parte de eso pienso que haría muy bien su función.

Jorfe dijo...

Curioso diseño, aunque no voy a decir mucho de ello porque yo de diseño... Lo justo :D